riesgo eléctrico

Los riesgos eléctricos en el trabajo: ¿Cómo prevenirlos?

Publicado por

Da igual si hablamos del sector industrial, la construcción o trabajos de oficina, los riesgos eléctricos en el trabajo son muchos. En casi cualquier empleo hoy en día se pueden sufrir accidentes por contacto eléctrico, con las consiguientes graves consecuencias que pueden tener.

Por todo ello, el Real Decreto 614/2001 establece unas condiciones mínimas en las que debe encontrarse el lugar de trabajo para garantizar la protección de la salud y la seguridad de los trabajadores frente al riesgo eléctrico.

En este decreto se establecen los procedimientos a seguir para tener una protección adecuada. Así pues, deben evaluarse los riesgos que pueda tener el trabajador y debe asegurarse que cualquier trabajo en una instalación eléctrica se haga sin tensión, excepto en operaciones elementales o maniobras y trabajos que así lo exijan.

Ante cualquier problema o desperfecto en la instalación eléctrica, la recomendación es llamar siempre a especialistas que sepan cómo actuar y que cuenten con los equipos necesarios para asegurar un buen trabajo y una seguridad máxima.

¿Qué es un factor de riesgo eléctrico?

La utilización o presencia de la energía eléctrica en los lugares de trabajo puede volverse un factor de riesgo para la salud y seguridad del personal. 

Los riesgos que supone la manipulación eléctrica son varios, entre los que podemos diferenciar:

  • Choque eléctrico por contacto con elementos en tensión.
  • Quemaduras debido a arcos eléctricos que provocan los cortocircuitos.
  • Caídas o golpes relacionadas con choques eléctricos.
  • Pequeñas explosiones debido a la acumulación de cargas.

Las normativas apuntan a reducir este tipo de riesgos al mínimo. Para ello, se mencionan las características y las condiciones que deben tener las instalaciones eléctricas. Conjuntamente se explicita la forma de utilización, los procedimientos y las técnicas indicadas para estos espacios, así como el mantenimiento de las áreas donde hay manipulación eléctrica. 

Del mismo modo, las regulaciones señalan que los trabajadores deben recibir toda la información correspondiente y una capacitación adecuada. A través de la formación, se busca promover la seguridad en el trabajo. Hacer cumplir las medidas de prevención y protección es tan importante para asegurar la salud y la vida del personal como la entrega de equipos de protección individual, especialmente diseñados para evitar riesgos eléctricos.

5 consejos para evitar riesgos eléctricos en el trabajo

Evitar las consecuencias graves que pueden originar los riesgos eléctricos en el trabajo es posible si sigues algunos consejos para evitar riesgos eléctricos. Aquí recopilamos cinco puntos importantes que deberías poner en práctica para cuidar de tu plantilla. 

  1. Determina las zonas de peligro y proximidad. Analiza el espacio de trabajo y las vías de circulación poniendo en consideración los elementos en tensión próximos sin proteger, y los posibles movimientos o desplazamientos de equipos y materiales.
  2. Delimita el área de trabajo. Destaca las zonas de peligro con la señalización adecuada. 
  3. Informa al personal. Brinda información a los trabajadores que estén directa o indirectamente implicados en situaciones donde haya riesgos existentes. El personal involucrado debe conocer los límites del espacio de trabajo, las precauciones y las medidas de seguridad. 
  4. Capacita a los trabajadores. Es crucial que la plantilla esté formada y conozca las exigencias y los requisitos sobre las instalaciones eléctricas y las actividades vinculadas con el sector para poder detectar y comunicar cualquier irregularidad velozmente. 
  5. Equipa a la plantilla. Cada uno de los trabajadores deberá disponer del material de trabajo y los equipos de protección individual necesarios para estar asegurado. La ropa, el calzado y los accesorios correctos son clave para disminuir el riesgo de contacto eléctrico, o los daños que pueden generarse a partir del arco eléctrico, las explosiones o la proyección de materiales. 

¡Toma nota! Estas son las señales de advertencia de riesgo eléctrico

La prevención de accidentes por riesgo eléctrico consta de una serie de medidas planteadas a partir de la siguiente pregunta: ¿cómo evitar riesgos eléctricos

Las estadísticas sobre accidentes previos, la innovación en el sector y el desarrollo de políticas de seguridad e higiene en el trabajo son asuntos centrales en el debate y la conformación de las normas. El propósito de las normativas no es únicamente evitar desenlaces fatales, sino también generar conciencia sobre los riesgos en el trabajo y la importancia de cumplir con los requisitos y las exigencias de cada sector. 

En este contexto, la prevención de errores que puedan afectar la integridad física de los trabajadores se convierte en una cuestión fundamental. Las medidas preventivas son el mejor modo de reducir los accidentes, así como los contratiempos y los costos derivados de los mismos. 

En el área de trabajo, existen ciertas medidas recomendadas. Pero, en este apartado, nos centraremos en la colocación de las señales de advertencia de riesgo eléctrico. 

Señales de advertencia de riesgo eléctrico

La señal de peligro para riesgos eléctricos más usada y común es la imagen de un rayo que cae hacia el suelo. Otro modelo frecuente muestra a una persona inclinada sobre la espalda con un rayo arriba del pecho. El artículo suele estar fabricado de aluminio lacado con metacrilato, PVC y vinilo adhesivo.

Vale la pena mencionar que todos los pictogramas, los símbolos, las flechas y las señalizaciones de seguridad deben cumplir al menos con dos normativas principales. La norma UNE ISO 7010:2012 define los símbolos gráficos, los colores y señales de seguridad y las señales de seguridad registradas a nivel europeo. Si bien la norma de pictogramas es la más importante, estos productos deben acatar las medidas indicadas en la norma UNE-23-034-88, regulación que señala formatos y distancias relativas a la seguridad. 

Aprende cómo evitar accidentes relacionados con riesgos eléctricos

Tomar medidas preventivas para evitar riesgos eléctricos es una decisión estratégica que traerá grandes beneficios para tu empresa. Acondicionar los ambientes laborales te ayudará a evitar accidentes y retrasos en la producción. Mientras que equipar a los trabajadores del sector aumentará su comodidad, seguridad y rendimiento profesional. Si quieres ahorrar dinero y tiempo, pon en práctica los siguientes consejos para prevenir riesgos eléctricos.

Para empezar, es fundamental que el personal del sector vista equipos de protección individual, es decir, guantes, gafas, cascos, calzado y ropa de trabajo. Además deberán disponer de accesorios aislantes para cubrir sus partes activas o masas, como pueden ser las pantallas, cubiertas y vainas. Para realizar sus tareas, también deberán utilizar pértigas aislantes, herramientas aislantes y dispositivos aislantes, como las banquetas, alfombras o plataformas.

Los trabajadores no son los únicos que pueden sufrir accidentes. Las personas ajenas al sector o a la empresa también pueden resultar heridas. Para evitar desenlaces fatales, es imperioso colocar señalización en la zona de trabajo y restringir el acceso a personal sin equipamiento ni la capacitación adecuada. Elegir una iluminación eficiente será determinante para asegurar las condiciones de visibilidad correctas. 

Prevenir accidentes eléctricos en exteriores

En el caso de los trabajos al aire libre, las medidas preventivas son un poco más puntillosas. Cuando hay electricidad involucrada, es primordial revisar el pronóstico climático y estar al tanto de las condiciones ambientales para planificar las tareas y organizar la jornada laboral. La actividad deberá suspenderse y reprogramarse si existen muchas probabilidades de presencia de tormentas, vientos huracanados o nevadas. Todas las inclemencias climáticas que disminuyen la visibilidad o dificultan la manipulación de herramientas son razones suficientes para cancelar las tareas. En el caso de instalaciones interiores conectadas a líneas aéreas eléctricas, es igual de importante interrumpir las actividades en caso de tormenta.

En todos los contextos, el personal deberá contar con un apoyo estable y seguro para desempeñar sus tareas con comodidad. Tener las manos libres y no utilizar objetos personales conductores son dos factores esenciales en la prevención de accidentes. Comprueba que los trabajadores no lleven pulseras, cadenas, relojes o cremalleras metálicas antes de iniciar la tarea encomendada.

¿Qué equipos de protección deben llevar los especialistas del sector eléctrico?

Cuando hablamos del sector eléctrico, la protección debe ser máxima, ya que cualquier accidente relacionado con este ámbito puede ser fatal. Combinar bien los equipos de seguridad va a suponer estar seguros contra cualquier posible adversidad. Así pues, el cuerpo debe estar totalmente protegido, aislado, teniendo que utilizar varias capas en algunos casos.

Tanto la protección facial, la de manos, la de los pies y la del torso, deben ser cuidadas con elementos como cascos, guantes, vestuario antiestático y botas especializadas.

¿Dónde comprar un equipo de protección para riesgos eléctricos?

Los elementos de protección personal riesgo eléctrico son imprescindibles para cuidar la integridad física, la salud psíquica y la vida en general de los trabajadores de ciertas industrias. Por eso, los empresarios del sector deben poner atención al momento de adquirir EPIs para riesgo eléctrico.

La compra de EPIs para evitar los riesgos de contactos térmicos y eléctricos debe realizarse en una tienda de confianza que ofrezca productos de excelente calidad. ¡No olvides que la vida del personal de tu empresa está en juego!

En Más Protección Laboral, encontrarás el mejor equipamiento para tu plantilla a precios accesibles. Además de la indumentaria específica, el producto más vendido para este tipo de riesgos es el casco de protección contra el arco eléctrico de cortocircuito con pantalla integrada.

A diferencia de otras tiendas en línea, nuestros especialistas te asesorarán personalmente y se asegurarán de que tu entrega llegue bien. Nuestro objetivo es que recibas los productos en el local sin preocuparte por la logística que implica el traslado de toda la mercancía.

Apartado especial: el calzado de seguridad para evitar riesgos eléctricos

El calzado para riesgos eléctricos es tan importante como la protección de las extremidades, el torso y la cabeza. Por eso, los trabajadores que realicen tareas en instalaciones de baja tensión deben vestir un calzado EPI de categoría III que impida que la corriente le cause daños.

La norma EN ISO 50321 sobre calzado con aislamiento eléctrico o calzado aislante de baja tensión especifica las características y los requisitos esenciales para que los productos sean resistentes frente al riesgo eléctrico. Recuerda que el calzado de seguridad sin partes metálicas o metal free no significa que funcione como aislante eléctrico. De hecho, estos productos pueden incluir una plantilla de acero o una puntera metálica.

La normativa menciona dos clases de protección y los pictogramas obligatorios. Los productos de clase 00 son aptos para uso en instalaciones con una tensión nominal hasta 500 Vac y están marcados con triángulos de color marrón. Los calzados de clase 0 son aptos para instalaciones con una tensión nominal inferior a 1000 Vac y llevan triángulos de color rojo. Busca estas marcas en las botas de caucho, de goma o fabricadas con materiales poliméricos. ¡Estos son los mejores calzados para los electricistas y los operarios del sector!

Recorre ahora la tienda en línea de Más Protección Laboral para conseguir excelentes productos aislantes con gran resistencia eléctrica. Equipa a tu plantilla con indumentaria, accesorios y calzado de alta calidad sin gastar mucho dinero. 

En Más Protección Laboral, estamos a tu disposición. ¡Consúltanos ahora!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.